Mi nombre es Fernando Briano y soy programador.

De vuelta en casa: Volví a Debian

DebianMi historia con distintas distros GNU/Linux sigue cambiando, pero finalmente volví a la distro que me hizo sentir más “como en casa”: Debian GNU/Linux.

No hace tanto tiempo que la abandoné, dejé de usar Debian completamente hace un año y unos meses  cuando pasé de Debian a ArchLinux. Usé ArchLinux por un buen tiempo, y aprendí muchísimo con el sistema, pero eventualmente el mito de la ruptura dejó de serlo. Después de 3 años usando ArchLinux decidí pasar al extremo de la comodidad con Ubuntu y Linux Mint.

Toda esta ida y vuelta de una distro a otra me ayudó mucho a conocer y adaptarme a distintos entornos de trabajo. Si bien se puede decir que Debian y sus hijos bastardos tienen cosas en común, cada uno tiene sus peculiaridades y que cambian de versión en versión. Con Arch particularmente uno profundiza más su conocimiento al tener que configurar prácticamente todo el sistema, y no nos da casi nada “por convención”.

Respecto a los entornos de escritorio, solía ser adepto de KDE, pero hoy no tengo uno preferido. Pasé muchos años en KDE, usé un poco XFCE, GNOME 2 cada vez que usé Ubuntu antes, toleré Unity (últimamente no está tan mal, pero todavía tiene algunas “cositas” que me molestan un poco) y ahora estoy usando GNOME 3, la versión que viene por defecto en Debian. Llegué a probar xmonad y algún otro gestor de ventanas del estilo, pero no llegué a invertir tanto tiempo en ellos como para que usarlo no me resultara incómodo.

Así que estoy de nuevo con Debian. Hace tiempo venía considerándolo y finalmente hice el cambio. Mi laptop tenía Ubuntu 12.10, y ya tenía que actualizar a una versión más nueva. Más que nada por un tema de estar actualizado, no es que no pudiera seguir usando la computadora normalmente con 12.10. Pero en verdad seis meses resulta bastante poco cuando se trata de actualizar todo el sistema, en Debian las cosas llevan más tiempo.

Ubuntu empezó a mostrar algunos errores frecuentes que ya me estaban aburriendo. En la computadora de escritorio sigo teniendo Ubuntu, y cada tanto obtengo una notificación de error en la aplicación de notificaciones de error… Además notaba la diferencia de rendimiento que siempre noté entre Arch y Debian con Ubuntu. Está bien, Ubuntu es un sistema con un fin específico y lo alcanza bien. Pero como que en este momento estaba necesitando otra cosa. Es lo genial del ambiente del software libre y las distribuciones GNU/Linux, hay opciones para todos.

Por último, Unity está bien pero ya estaba extrañando cosas de otros entornos. No es que me resultara difícil o incómodo, pero ya venía considerando hace tiempo volver a probar KDE o conocer GNOME 3.

Fue así que descargué la versión netinst de Debian Testing, lo pasé a un USB flasheable y comencé la instalación. El entorno de escritorio que viene por defecto se ve bastante bien. Y las animaciones que trae son muy fluídas. Costó un poco acostumbrarme al principio a ver cómo se manejaban las cosas, pero no demoré mucho en sentirme cómodo con lo que había. Y en general, se ve todo muy “lindo”.

Debian testing + GNOME3

Debian testing + GNOME3

Algo interesante de GNOME 3 son las extensiones para GNOME Shell. GNOME Shell es la interfaz central de las funciones del entorno, como cambiar de ventanas, lanzar aplicaciones, etc. Podemos instalarle extensiones de la misma forma que se hace en Firefox, incluso directamente desde el navegador. El lenguaje de programación oficial para programar nuevas extensiones es JavaScript, lo que me llama a intentar hacer una extensión propia próximamente…

Para dejar el escritorio “cómodo” o personalizado a mi comodidad, encontré tres extensiones que considero imprescindibles:

Seguramente vaya instalando alguna más con el tiempo. Mi primera impresión de GNOME 3 fue “Esto es peor que Unity”, pero con las horas de uso me voy acostumbrando. Estuve a punto de instalar Cinnamon, el entorno de escritorio de Linux Mint (que usé por muy poco tiempo), pero por ahora nos vamos entendiendo con GNOME.

Debian Testing + GNOME 3

Debian Testing + GNOME 3

Así que volví a Debian Testing nuevamente, veremos cuánto me dura esta vez. De repente es tiempo de escribir la segunda versión de aquel post: ArchLinux vs Debian GNU/Linux. La primera vez que abandoné Debian fue porque estaba muy cómodo y quería aprender algo más. Esta vez volví buscando esa misma comodidad. Existiría la posibilidad de que sufra trastorno de identidad disociativo, pero las voces en mi cabeza dicen que no, y que el distro-jumping es completamente normal.

Feed de comentarios | Url para Trackbacks | Suscribirse a los posts por correo electrónico

6 comentarios en este post

  1. Avatar Arle 4 diciembre. 2013 - 12:11 pm Midori Mac OS

    Welcome back 🙂

    !Aguante la espiral!

  2. Avatar Rodolfo 4 diciembre. 2013 - 10:36 pm Firefox 25.0 GNU/Linux 64 bits

    Que bien a mi me paso lo mismo hace años solo que no regreso a Ubuntu por esa razón. Me parece Debian es lo mejor que hay en estabilidad. Yo sigo con mi xfce, me gusta le puse cairo dock y compton y va bien en Archlinux. Si regresara a una distribucion seria Debian. La razón por irme queria quitar un poco de estabilidad y tener paquetes mas actuales =).
    Asi que disfrutes Debian por algo es el padre de Ubuntu.

  3. Avatar Horacio 16 abril. 2014 - 11:28 pm Firefox 28.0 Ubuntu

    una pregunta a la hora de la instalacion seleccionaste el task de entorno grafico. utilidades estandar y ordenador portatil?o instlaste desde la terminal una vaz finalizada la instalacion base?no se si probar debian testing con gnome 3 o ubuntu 14.04?

  1. WordPress Vagrant: entornos de desarrollo portables, reproducibles y livianos | Picando Código | 20 diciembre. 2013 - 11:30 am

    […] reinstalé Debian en mi máquina, y me puse a programar en PHP, tuve que instalar y configurar Apache, PHP, y MySQL. Apache no […]

  2. WordPress Debian Jesse con GNOME 3 | Picando Código | 26 septiembre. 2014 - 1:30 pm

    […] buena como para que no me ponga a pensar en probar otro entorno de escritorio. Cuando volví a Debian de ArchLinux, comenté un poco las primeras […]

Dejar un comentario

Toasty!