Mi nombre es Fernando Briano y soy programador.

Irredeemable – Mark Waid

Irredeemable

Irredeemable

¿Qué pasaría si el superhéroe mas poderoso del mundo fuera un hombre común con problemas, traumas y fantasmas del pasado que lo acechan? La presión de salvar al mundo todos los días, de tener que estar alerta y responder ante el peligro, no es algo fácil de soportar. Esta presión se va sumando y encontrando con los problemas personales y las percepciones negativas de un superhéroe. Si a éste cóctel de stress se le suma un poco de paranoia, tenemos la fórmula perfecta del desastre.

De esto se trata Irredeemable, un super héroe que no se puede redimir. El encargado del concepto es Mark Waid, escritor estadounidense de historietas quien trabajó con Flash y Captain America, entre otros.

Comencé con Irredeemable: Volume 1, un Trade Paper Back que junta los primeros 4 números de la serie. En la introducción Mark Waid nos explica cómo surgió este concepto. En el mundo de los cómics de superhéroes dice, aquellos que se ponen la capa están emocionalmente equipados para el trabajo. Irredeemable parte de la base de que Waid rechaza esta premisa.

Nos cuenta como la idea comenzó a manifestarse en Kingdom Come. Esta novela gráfica fue escrita por Waid junto a Alex Ross, artista a cargo del estilo hiperrealista que la caracteriza. Ubicada 20 años en el futuro del entonces actual universo DC, relata una historia donde los super poderes parecen aumentar en la población. Esto genera una amenaza de super guerra enfrentando a los super héroes tradicionales como Superman y Wonder Woman contra una nueva camada de personas con superpoderes aliados bajo el mando de Lex Luthor. Segn Waid, en esta obra se analiza el precio ético del heroismo.

También se pudo ver parte del concepto en Empire, donde todos los superhéroes del mundo han sido vencidos y éste es dominado por un supervillano. Para Waid, en este caso trata de un mundo donde el heroísmo directamente no existe.

Irredeemable es el tercer capítulo en este análisis del costo del superheroísmo. Desde las primeras páginas de Irredeemable, nos encontramos con The Plutonian, un hombre con super poderes pero sin el más mínimo respeto por la vida humana, y cuyas acciones son motivadas por venganza, odio y rencor. Es cruel, humanamente cruel, y con toques enfermizos que no pueden faltar en un cómic que pretende desnudar la realidad de un super villano.

Irredeemable

Irredeemable

A lo largo de la historia nos encontramos con pantallazos de su pasado. The Plutonian solía ser un héroe modelo, usando sus dones para hacer el bien, y que la humanidad tenga un presente estable y justo.

Pero además de esto, The Plutionian es un hombre. Un hombre que como todos vive momentos buenos y malos. Momentos en que se siente traicionado, engañado, pasando por experiencias reales de vida que suelen doler y dejar cicatrices. Como comenta Waid en la introducción, una persona no se hace mala de un día para el otro. Y a lo largo de la historia obtenemos recuerdos en los que se va creando una personalidad oscura y retorcida.

No puedo evitar nombrar a Superman al escribir sobre Irredeemable, y cómo llegué a este último a través del primero. Personalmente siempre tuve cierto rechazo, -leve, pero rechazo en fín- hacia Superman. Superman es el super héroe perfecto, un hombre que pase lo que pase, siempre está de humor para salvar a la tierra. No es humano, es un extraterrestre (aunque todavía no tengo claro el verdadero origen del Plutoniano), por lo que seguramente entre sus superpoderes se encuentre la voluntad de soportar todos los problemas que agobian al hombre común.

Por lo menos esa es la impresión que siempre tuve de Superman, como que nada podía detenerlo, mas allá de la kriptonita. Siempre me llegó como el estereotipo de superhéroe perfecto e invencible, y esto no me causaba demasiada gracia. Esto era hasta que leí Superman: Red Son. Tuve este cómic en la cabeza por años, hasta que finalmente lo conseguí. El cómic plantea un mundo alternativo donde Superman no cayó en Estados Unidos, sino que aterrizó en la Unión Soviética y es criado comunista. Probablemente más adelante escriba un análisis más a fondo de este título ya que también lo disfruté mucho, pero no es el momento.

El hecho de encontrarse con una realidad alternativa donde Superman no es tanto el ideal de super héroe defendiendo el “American Way of Life” ya es interesante. Al defender los ideales comunistas bajo los cuales fue criado en este universo alternativo, ya se presenta el cuestionamiento sobre la imparcialidad de Superman. ¿Defiende los intereses generales de justicia y libertad? ¿Los del gobierno de un país? ¿Los de su pueblo? Este título trata un poco el tema, pero me quedo con mis reservas.

Irredeemable sin embargo es “the real deal”, o “la posta” como se dice acá en Uruguay. Es un superhéroe como Superman, pero con debilidades psicológicas como cualquier hombre. Su naturaleza humana ayuda a que se transforme en un ser malvado y caótico. A lo largo de la historia vemos desenvolverse toda esa complicada y morbosa humanidad. No faltan acción ni dinamismo en las páginas del cómic, que nos van llevando ágilmente a través de la aventura de los ex compañeros de The Plutonian mientras luchan contra él buscando el origen de su transformación.

El cómic se publica a través de BOOM! Studios, donde Mark Waid se desempeña como Chief Creative Officer (¿oficial en jefe de creatividad?). El arte es excelente, y está realizado por Peter Krause los primeros 28 números. A partir del número 29, disponible a partir de setiembre, el arte pasa a manos de Eduardo Barreto -reconocido artista uruguayo de cómics- y su hijo Diego, quien ya ha trabajado en el entintado de Irredeemable.

Tengo que agradecer al portal Multiverseros, particularmente a El Penitente por haber publicado una nota sobre Mark Waid en BOOM! donde conocí Irredeemable. Esto despertó mi interés por el personaje, y me generó mucha expectativa por la serie. Puedo decir que las expectativas fueron superadas, ya que me encontré con algo incluso más intenso de lo que esperaba.

The Definitive Irredeemable

The Definitive Irredeemable

Compré en Amazon los primeros tres volúmenes a precios bastante convenientes:

Estos tres primeros volúmenes serán publicados también en The Definitive Irredeemable Vol. 1, una colección especial de tapa dura muy interesante. También pueden conseguir hasta el número 27 en los siguientes volúmenes que personalmente iré adquiriendo de a poco:

Como conclusión, si les gustan los cómics de super héroes, o si les llamó tanto la atención como a mí en un principio, no puedo más que recomendarles que lean Irredeemable. Realmente me atrapó, y es una de las primeras series internacionales de cómics que comienzo a seguir después de muchos años. También hay una serie alternativa en el mismo universo: Incorruptible, donde un super villano se convierte en superhéroe en vista del daño que The Plutonian está haciendo al planeta.

5 comentarios en este post

  1. Avatar Taibox 5 Junio. 2011 - 6:47 pm Firefox 4.0.1 Windows XP

    Excelente reseña, me dieron ganas de leer Irredeemable.

  2. Avatar Hijo de Chuck Norris 6 Junio. 2011 - 11:31 am Google Chrome 11.0.696.71 Windows XP

    La principal crítica que tengo hacia la serie, que leí y seguiré leyendo (tengo los 2 primeros TPBs), es que pese a que el mismísimo Waid dice que la transformación no se da de un día para el otro, queda la sensación de que la serie es la investigación de un misterio. El misterio de “el día que le saltó la ficha”. Lo que me genera una clarísima contradicción, porque estoy de acuerdo que ni al personaje de Michael Douglas en “Un día de furia” le salta la ficha de un momento para el otro (seguramente tuviera sus problemas). Repito que puede ser impresión mía, pero vi gran parte de la historia centrada en un misterio que no me interesa. ¿Usté que dice al respecto?

    • Avatar Fernando 6 Junio. 2011 - 9:26 pm Firefox 4.0.1 GNU/Linux 64 bits

      Por ahora vengo como vos, solo leí los 2 primeros TPBs, pero tengo el tercero ahí esperándome. Es cierto lo que decís, como que la historia gira entorno a encontrar “ese punto”. Pero mas bien me parece que están buscando algo que les de algún indicio sobre los orígenes de The Plutonian. Algo que los ayude a descubrir si es revertible o cómo pueden detenerlo. De todas formas la historia va mostrando que no hubo un punto en que la cabeza le hizo clic y estalló y se volvió malo. Pero me da la impresión de que viene por “¿cómo hacemos para pararlo?” que “¿cuál fue el momento exacto en el que explotó?”.

      También creo que esto puede ser así como para un primer arco de la historia, pero en algún momento dejarán esto atrás para seguir con otros argumentos. Ya te comentaré si la cosa sigue igual a partir del tercer TPB o agarra otro rumbo (sin spoilers obviamente). Capaz que Penitente está más avanzado en la serie y nos puede tirar algún pique. A mi de todas formas me está gustando mucho como se viene desarrollando, así que seguiré coleccionando los TPB 😀

  1. WordPress Captain Marvel: Nothing to Lose | Picando Código | 5 Octubre. 2014 - 3:00 am

    […] guiños que caracterizaron a los primeros números.  Ahora la cosa se pone seria, y entra el toque Irredeemable que me llamó la atención la primera vez que leí algo de este material. Si se fijan la imagen que […]

Dejar un comentario

Toasty!